BLOG

MÁS ALLÁ DE LA MASCARILLA

Tomás nos ha tocado las fibras más sensibles.

Nos ha recordado que somos una manada que se cuida en conjunto.

Nos ha hecho mirar y sentir más allá de la pandemia, más allá de las fiestas clandestinas, mas allá del estallido social, más allá de la nueva constitución, más allá de la vacunación, más allá de la cuarentena, más allá de la mascarilla y más allá de la corrupción.

De ninguna manera se trata de olvidar estos hechos o desviar la atención.

Todo lo contrario, nos recuerda que el cuidado de cada uno de nosotros está por sobre cualquier otra contingencia.

No tengo ninguna duda que toda esa familia está viviendo el más profundo dolor.

Más allá del error de haber dejado abandonado a un niño de tan corta edad, donde quince minutos puede significar una semana, les mando todo mi amor y mi compasión.

Nadie está libre

Dejar un comentario